LA HOMEOPATÍA MEJORA EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD DEL CUIDADOR DE LOS ENFERMOS DE ALZHÉIMER

Los cuidadores de los enfermos de Alzhéimer sufren de estrés, cansancio, fatiga y ansiedad.

Alrededor de 800.000 personas están afectadas por esta enfermedad en nuestro país y, para ellas, es clave el papel que juegan esos cuidadores.

En otras palabras, esas personas que cuidan de los enfermos, son muy importantes, y, a su vez, debemos cuidarlas.

El doctor José Ignacio Torres, médico de familia, especialista en Homeopatía por la Universidad de Valladolid dice que “es habitual que, por la carga emocional y de trabajo que tienen estos familiares y cuidadores, puedan padecer cuadros de ansiedad. La homeopatía es eficaz al disponer de medicamentos que modulan el estrés en cada una de las distintas manifestaciones”.

Además para otro doctor, el pamplonés Eloy Echeverría, licenciado en medicina por la Universidad de Navarra, y en Homeopatía por la Universidad de Valladolid, “los medicamentos homeopáticos tienen la ventaja de que, en general, no presentan efectos adversos asociados a su toma, por lo que no provocan somnolencia, ni disminución de la concentración o dependencia. De esta forma permiten que el cuidador pueda continuar con su actividad y son compatibles con otros medicamentos”.cuidador_alzheimer

Y es que la homeopatía puede aliviar el estrés o las alteraciones digestivas. También podría ser eficaz con inconvenientes de índole psíquica, como los trastornos del sueño, la ansiedad y la irritabilidad; o podría luchar contra problemas comportamentales tales como la irritación, la falta de concentración o la apatía.

En la misma línea se ha manifestado Juan Santiago Martín Duarte, formador de cuidadores, cuando ha compartido su experiencia con esta terapéutica: “La homeopatía nos ha resultado efectiva para ayudar a reducir los frecuentes cuadros de estrés y ansiedad que presentan los cuidadores, como en los pacientes afectados por la enfermedad del alzhéimer para el abordaje de afecciones como la gripe o el catarro”.

De hecho, en enfermedades crónicas como el alzhéimer y la demencia, la homeopatía es una terapia complementaria a plantear también no sólo en el tratamiento de afecciones menores como pueden ser resfriados, gripes o tos, entre otras, sino también de los síntomas psiquiátricos como ansiedad o depresión, que frecuentemente presentan estos pacientes y que alteran su estado de salud y calidad de vida.

Por ese motivo, cada vez son más los pacientes que recurren a tratamientos homeopáticos con resultados satisfactorios. Así, el 99% de los usuarios que utilizan habitualmente homeopatía está satisfecho o muy satisfecho con este método terapéutico, por lo que reclaman más información sobre su uso en diferentes patologías.