Date:Julio 23, 2015

LA ACUPUNTURA CALMA EL DOLOR

Destacamos un artículo publicado por la investigadora Nanna Goldman, del Centro Médico de la Universidad de Rochester en la revista Nature Neuroscience, sobre los efectos de alivio del dolor que tiene la Acupuntura.

Goldman afirma haber encontrado una explicación biológica para los efectos analgésicos de la acupuntura.

La acupuntora trabajó con ratones que tenían las patas hinchadas, y logró aliviar su dolor al introducir una aguja en un punto cerca de la rodilla. Pero el efecto anestésico sólo tenía lugar cuando, tras la inserción, giraba la aguja.

De acuerdo con las conclusiones de la investigadora el efecto calmante depende de un compuesto químico llamado adenosina, que normalmente aumenta su concentración cuando hay cualquier tensión o lesión en el cuerpo.

La adenosina se une a una proteína llamada A1 (receptor de la adenosina A1), que modula el dolor y se encuentra en las neuronas que transmiten las señales de dolor.

El periodista Ed Yong, de la revista Discover analiza el artículo de Nanna Goldman y afirma que estamos un paso más cerca de comprender cómo funciona realmente un tratamiento alternativo con beneficios médicos reales: “Se manejan afirmaciones tales como, ‘los medicamentos que se relacionan con los receptores A1 es decir en el metabolismo de la adenosina pueden mejorar el beneficio médico de la Acupuntura”.

Según la investigadora Goldman, la pequeña herida infligida por la aguja en rotación en el tejido dispara una inundación local de adenosina. Si la aguja se inserta en el área general adecuada, ese extra de adenosina alcanza los receptores de las neuronas transmisoras del dolor y cancela su actividad.

Parece que nos encontramos ante un firme y nuevo paso hacia delante de la Acupuntura. Los experimentos que se llevan a cabo en institutos médicos y universidades harán pronto de esta ciencia una asignatura obligada para los que no creen en ella sino como algo siempre “alternativo”.