CÓMO PREPARAR NUESTROS PIES PARA EL CAMINO DE SANTIAGO

Si está pensando en hacer el Camino de Santiago y no contempla la necesidad de prepararse desde el punto de vista físico, es usted un inconsciente. La Ruta Jacobea requiere de una preparación antes, durante y después del trayecto para no sufrir lesiones. Si aún así, sigue pensando que no es importante la preparación, por lo menos lea este artículo; sus pies se lo agradecerán.

Sin duda los pies son las partes de nuestro cuerpo que más se ven afectada durante el Camino de Santiago.

Para cuidarlos lo mejor posible y prevenir cualquier tipo de situación perjudicial, la podóloga Idoya Cabodevilla, del Centro Médico Eloy Echeverría, nos ofrece una serie de ideas:

  1. Es necesario que perdamos peso antes de iniciar el Camino de Santiago si nos encontramos por encima de nuestro peso medio corporal. De paso, debemos ajustar nuestra dieta para no sufrir subidas o bajas de peso repentinas durante el camino.
  2. Acudir al podólogo para que ponga al día nuestros pies y nos informe de posibles alteraciones funcionales y estructurales, que puedan dificultar la marcha. Y en ese caso, que nos ofrezca el mejor tratamiento posible en caso de necesitarlo.Camino-de-Santiago
  3. Entrenar meses antes, con etapas cortas al principio de unos 5 km al día que nos ayuden a comprobar nuestro estado físico. Aumentaremos las distancias progresivamente de semana en semana o cada dos, según nuestra capacidad Es aconsejable realizar este trabajo con el mismo calzado que vayamos a usar, para detectar puntos dolorosos o de fricción.
  4. No debemos usar calzado nuevo, ni muy desgastado ni deformado, para mantener la estabilidad de nuestros pies y evitar el riesgo de lesiones.
  5. El tipo de calzado dependerá del terreno y del clima: botas para terrenos irregulares y climas adversos; zapatillas estilo ‘trekking’, para terrenos más llanos y climas secos, ya que permiten mayor libertad de movimiento del tobillo.

 

VIGILAR LOS PIES DURANTE EL CAMINO DE SANTIAGO

Para la podóloga Idoya Cabodevilla, lo más importante es mantener los pies limpios y secos. Por ejemplo, antes de empezar la marcha no conviene ducharse con agua muy caliente ni durante mucho tiempo, puesto que así evitamos que la piel se ablande excesivamente y quede más expuesta a las lesiones.

Otros consejos:

  1. Después de limpiarse los pies debemos un minucioso secado interdigital, dorsal y plantar. Pies bien secos.
  2. Revisaremos las uñas, si están muy largas recortar, pero nunca en exceso y en la medida de lo posible, en recto.
  3. Para evitar ampollas podemos aplicar una fina capa de vaselina pura a modo de segunda piel o cremas anti-rozaduras, antes de ponernos los calcetines.
  4. Debemos elegir bien los calcetines. Podemos elegirlos sin costuras, transpirables que no retienen la humedad y de secado rápido, que se adaptan perfectamente a la superficie del pie para evitar arrugas.

 

¿Y DESPUÉS DE CADA ETAPA? ¿CÓMO CUIDAR NUESTROS PIES?

Según la podólogo Idoya Cabodevilla, del Centro Médico Eloy Echeverría, es muy importante volver a revisar los pies al descalzarse, después de una larga caminata.

Así pues, una vez que nos hemos duchado debemos volver a secar e hidratar los pies perfectamente.descanso_pies

Además realizaremos las curas de las lesiones detectadas: las ampollas o los hongos.

Si las ampollas son asintomáticas, podremos aplicarles povidona yodada y taparlas con un apósito. Si son dolorosas, están sobreelevadas o inflamadas debemos drenar el líquido seroso con una aguja estéril, pero nunca cortar la piel sobreelevada.

Una vez que hayamos realizado esta pequeña intervención debemos rellenar la lesión con la povidona yodada y cubrir con un apósito.

Los hongos, debemos evitarlos manteniendo a raya la humedad.

Por cierto, es muy recomendable que nos cambiemos de calzado después de cada etapa. Un calzado menos pesado, que nos permita airear nuestros pies después la caminata. Por ejemplo, unas sandalias tipo trekking, con sujeción en el talón son muy adecuadas.

Y al día siguiente, con las botas puestas, ¡seguir camino de Santiago de Compostela!