Date:abril 09, 2014

ALERGIAS

El homeópata intenta aliviar los síntomas y, a largo plazo, reducir las reacciones alérgicas. La homeopatía puede hacer ambas cosas.

Los medicamentos homeopáticos, naturales y sin efectos secundarios descritos, se adaptan a toda la familia; incluso a niños, embarazadas o durante la lactancia, previa supervisión médica.

Fiebre del heno: Habitualmente, el médico prescribe un antihistamínico por vía oral, en ocasiones complementado con un corticoide por vía nasal y/o un colirio antialérgico en caso de conjuntivitis alérgica asociada.

Los síntomas de la alergia pueden tratarse también con medicamentos homeopáticos, que no tienen riesgo de interacción medicamentosa con otros tratamientos y no provocan somnolencia.

Además del tratamiento sintomático, su médico le indicará que consulte a un alergólogo para identificar los alérgenos responsables de su alergia o alergias.

Un medicamento homeopático:

  • Actúa sobre los síntomas de la alergia (estornudos, goteo nasal, congestión nasal, lagrimeo, irritación de la garganta…)
  • Está fabricado a partir de pólenes alergénicos y puede, en un tratamiento de base, reducir progresivamente su sensibilidad a los pólenes.
  • Está elaborado a partir de histamina o de mediadores de la reacción alérgica y puede modificar su «terreno» alérgico.