OTROS TRATAMIENTOS Y MOTIVOS DE CONSULTA


  • Alergias como rinitis, rinoconjuntivitis
  • Alergia nasal o rinitis alérgica
  • Alteraciones dermatológicas: eczemas, urticarias, alergias solares, acné, herpes, verrugas.
  • Aparato digestivo: aftas, digestiones difíciles, Síndrome dispéptico, colon irritable, diarreas, estreñimiento.
  • Aparato respiratorio: Asma, tendencia a padecer bronquitis agudas de repetición.
  • Artrosis u Osteoartritis
  • Asma
  • Catarro común o Rinofaringitis infantil
  • Cistitis de repetición
  • Depresión
  • Dermatitis atópica o Patología atópica infantil
  • Diarrea infantil
  • Estados gripales típicos: Síndromes gripales.
  • Enfermedades reumáticas; reuma: patología reumática, artrosis rodillas lumbalgia, hombro doloroso.
  • Fibromialgia: causa dolores musculares y fatiga (cansancio)
  • Hiperactividad infantil
  • Infección por VIH
  • Infecciones del oído // Otitis media infantil
  • Inflamación de la mucosa bucal o Estomatitis por quimioterapia.
  • Infecciones de repetición, como amigdalitis y faringitis de repetición
  • Insomnio
  • Lesiones de partes blandas
  • Lumbago o Lumbalgia
  • Obstrucción intestinal funcional Íleo post- operatorio
  • Picor en la piel // Prurito
  • Prevención de cefalea, migraña y jaquecas
  • Prevención de otitis, amigdalitis, laringitis, infecciones de vías altas en niños.
  • Seborrea // Dermatitis seborreica
  • Sequedad de boca. Xerostomía bucal
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Síndrome de fatiga crónica (SFC)
  • Trastornos ginecológicos: dismenorreas, síndrome premenstrual, alteraciones del ciclo menstrual, oleadas de calor menopáusico, ayuda al parto, problemas de lactancia escasa o mastitis.
  • Varices // Insuficiencia venosa
  • Vértigo dermatitis atópica

PREGUNTAS SOBRE LA HOMEOPATÍA


¿Es segura?

Los medicamentos homeopáticos no presentan en general contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y enfermos polimedicados.

¿Cura de verdad?

La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las náuseas de la quimioterapia). En la actualidad la homeopatía se utiliza en más de 80 países, principalmente en Europa, donde en algunos casos es financiada por la Seguridad Social. Se estima que más de 100.000 médicos la utilizan frecuentemente o de forma sistemática, mientras que más de 300 millones de pacientes en el mundo confían en sus beneficios. En España, el número de especialistas -alergólogos, ginecólogos, pediatras, etc.-, que recomienda los tratamientos con homeopatía va en aumento: más de 10.000 médicos prescriben habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos.

¿Cómo actúa la homeopatía?

La homeopatía actúa en la enfermedad, ayudando al cuerpo en su capacidad para mantenerse sano. Estimula las reacciones defensivas inmunitarias y los sistemas de regulación nerviosa, actuando a favor del cuerpo y no en contra de los síntomas. El remedio homeopático estimula y ordena el proceso de curación.

¿Es compatible con la medicina convencional?

El uso de la homeopatía no es incompatible con la medicina convencional. Hay que analizar cada caso para aplicar lo más adecuado para el paciente, sabiendo que en muchas ocasiones la medicina convencional y la homeopática son complementarias. Según la situación se dará prioridad a una u otra terapia.

¿Con qué pacientes se aconseja la homeopatía?

Existe una larga experiencia de uso en niños y lactantes, en embarazo y en lactancia, sin que se hayan producido complicaciones. Escaso número de declaraciones (media aproximada de ocho declaraciones al año), sin imputaciones a los principios activos. Por ello la homeopatía se aconseja en el tratamiento de: Mujeres embarazadas, Lactancia, Niños, Pacientes que toman varios medicamentos o Aquellos cuyos sistemas hepático o renal están dañados. En estas ocasiones, la homeopatía puede llegar a ser la única terapia medicamentosa posible. La homeopatía es un método terapéutico muy seguro, sin posibilidad de intoxicación química.

¿Hay pacientes a los que se les desaconseje?

No. La homeopatía no es desaconsejable en ningún caso. Lo que nunca se recomienda bajo ningún concepto es automedicarse, o ponerse en manos de no profesionales. Al contrario, es muy importante acudir a un médico homeópata contrastado para recibir una atención profesionalizada y ajustada a unos parámetros establecidos por la medicina homeopática, establecidos en cursos universitarios desde hace más de 100 años.

¿Quién puede recetar medicamentos homeopáticos?

En España los medicamentos homeopáticos no son de prescripción obligatoria. Como ocurre con la mayor parte de los medicamentos, el consejo farmacéutico, en el caso de afecciones menores, y el diagnóstico médico, en patologías más graves o crónicas, son indispensables para establecer el tratamiento más adecuado para cada enfermo.

¿Qué es la homeopatía?

Es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de enfermedades utilizando medicamentos homeopáticos. En homeopatía, y especialmente en enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo. El objetivo de la homeopatía es ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. El médico homeópata tendrá en cuenta, además de los problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física, su forma de rzeaccionar y sus sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento. Por eso el tratamiento, en homeopatía, es más individualizado.